Lo cotidiano (2014)

El viaje, el eterno viaje, que no es exactamente un regreso a Ítaca, sino un tránsito continuo por ella, tránsito que despliega amor y ternura hacia ese universo que interioriza en un intento de aislarlo de temores y temblores desde una mirada artística y protectora, que lo convierte en creación propia. Y es que, como alguien dijo, “no hay un yo sin un paisaje”.

Luis Arias Argüelles-Meres

El Comercio. Agosto 2014

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba