Album privado de Rodolfo Cuétara (1998)

El esperpento, la ironía definen la pintura de Celsa Díaz que bien podría enmarcarse en lo que se ha dado en llamar neo expresionismo figurativo. Su serie sobre “La familia Cuétara”, fácilmente identificable desde la caricatura, disecciona las estructuras sociales, los gestos rituales, las costumbres y usos más habituales permitiendo una mirada en muchos casos destructiva, en otros melancólica o cariñosa, siempre incisiva. Pero también el color es parte esencial de estas obras de gran formato, preferentemente azules, rojos y amarillos que resuelven la obra con un cierto toque ingenuo y gestual permitiendo suavizar la acidez del contenido. No cabe duda del acierto del planteamiento en series que agotan todas las posibilidades, o del carácter cotidiano e historiado de una pintura que va mostrando en todos sus registros su originalidad y singularidad.

Jaime Luis Martín para la exposición Pintores de Castrillón. Fundación Municipal de Cultura de Castrillón (julio-agosto 1997)

Ir arriba